Los celíacos y viajar en avión

Sumergidos de lleno en las vacaciones los celíacos nos enfrentamos a nuevas situaciones fuera de casa. Toca viajar, estar en un hotel y, en algunos casos, coger un avión, y debemos saber bien qué podemos comer y de qué forma hacerlo.
Podemos necesitar volar en cualquier época del año, por trabajo o por ocio, así que vamos a ver con qué opciones contamos. Lo primero de todo es informarnos de si la compañía ofrece menú sin gluten a sus pasajeros, y solicitarlo con unas 24-96 horas de antelación, no al subir al avión. Las compañías aéreas lo identifican con las siglas GFML (Gluten Free Meal). No todas los ofrecen, os dejo aquí un enlace de la Association Of European Coeliac Societies en el que podéis leer cuáles sí ofrecen menús sin gluten.

Una vez instalados en el avión, deberemos avisar a las azafatas de que contamos con menú sin gluten para que nos lo ofrezcan cuando saquen las comidas. Incluso al llegar al aeropuerto puedes recordarlo en el mostrador correspondiente, tanto a la ida como a la vuelta. Más vale pecar de insistencia que subirse al avión y que se hayan olvidado de tu petición… Es más habitual encontrar comida sin gluten en vuelos de largo recorrido o intercontinentales y no en vuelos cortos o nacionales.

Tu comida sin gluten llegará envuelta y la tripulación sabrá cómo prepararla. No debes fiarte de que todo lo que te pongan en la bandeja vaya a ser apto, porque igual te han añadido algún postre o algo que no puedas comer, lo que esté sellado y etiquetado será lo seguro. Lee bien todo y, ante la duda, como siempre, pregunta.

Si la compañía con la que viajas no dispone de comida sin gluten, o si aunque tenga, hayas avisado y todo parezca correcto algún imprevisto hace que no llegue tu menú a tu asiento, llévate algo sin gluten en el bolso de cabina para que puedas ingerir algo durante el vuelo, sobre todo si éste va a ser muy largo no puedes estar sin comer.

Por lo que he leído, hay quien sugiere que los celíacos llevemos una carta del médico donde se explique la necesidad de tener que llevar comida especial durante el vuelo, pero dicen que no ha sido necesario utilizarla, ya que no suelen poner impedimentos. Puedes ponerlo en bolsas transparentes con cierres herméticos para que esté todo bien cerrado y aguante bien. Eso sí, debes prepararlo en casa o en el hotel si estás de vuelta, ya que en el aeropuerto será complicado que encuentres algo sin gluten, a no ser que estés en el Aeropuerto de Málaga y te topes con una máquina tan maravillosa como ésta… (La foto fue compartida en el Facebook de Las Tartas de Sandra, ¡gracias!)

maquina aeropuerto

Mi primera experiencia volando sin gluten

La semana pasada cogí mi primer vuelo tras haber sido diagnosticada. Era un vuelo de dos horas y poco y en una compañía de bajo coste, así que no reservé nada con antelación (no ofrecen menú, sino que pasan vendiendo snacks tipo hamburguesas, perritos, bollería en general…). En este caso tampoco pregunté a las azafatas porque seguro que se les quedaría la misma cara que en un restaurante de un pequeño pueblo pesquero en el que paramos a comer y donde pregunté por cerveza sin gluten. “Nunca habíamos oído eso”, me respondieron. Vaya.

Me llevé unas galletas y unos caramelos en el bolso y eso fue lo que fui comiendo. Por gula más que por otra cosa. Eso sí, ojalá hubiera en Barajas una máquina como esa de Málaga para las esperas…

Si te ha resultado interesante... ¿nos compartes? :) 0
Isabel
Escrito por
Isabel
Más artículos de Isabel

Bimbo sin gluten para nuestros sandwiches

Lo que más me gusta del Bimbo sin gluten es su tamaño...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *