5 consejos para ofrecer un buen servicio a un cliente celíaco

consejos servicio celiaco

Si tienes un restaurante, un bar o un establecimiento al que pueden entrar, y de hecho entrarán, clientes celíacos y estás buscando cómo darles el mejor servicio, los consejos que vienen a continuación te van a interesar. Desde la Federación de Asociaciones de Celíacos de España (FACE) hacen una serie de recomendaciones encaminadas a que el sector de la hostelería conozca las fórmulas para ofrecer un servicio de calidad, y con seguridad.
La nueva ley de alérgenos obliga a informar a los comensales sobre su presencia en los platos que conforman el menú y la carta pero, sin embargo, no todos saben en qué consiste una dieta sin gluten o qué es la contaminación cruzada. Eso sí, estos profesionales cada vez están más formados e informados, lo que se traduce en una mayor tranquilidad a la hora de salir a comer fuera de casa. Aunque, como en casi todo, todavía queda comino por recorrer.

  1. Formación del personal. El personal de cocina debe tener una adecuada formación sobre la celiaquía, sobre cómo manipular los alimentos. Por su parte, los camareros han de saber, igualmente, cómo tratar al cliente celíaco, y ante la duda frente a alguna pregunta se recomienda acudir a la cocina para resolverla con garantías.
  2. Platos identificados. Lo correcto es que en el menú se señalen los platos aptos para las personas celíacas, bien con una leyenda donde ponga “sin gluten” o con la espiga de trigo barrada.
  3. La contaminación cruzada. Pero no basta con colocar esa espiga de trigo barrada al lado de los platos para decir que es apto para celíacos. Es imprescindible saber qué es la contaminación cruzada y evitarla en la cocina. Recuerda que habrá que preparar la comida en aceite limpio y en una sartén limpia, que no hay que poner los cubiertos del celíaco en el cesto del pan… Pero tampoco es necesario que le pongas una vajilla de plástico…
  4. El precio. A veces ocurre que los platos sin gluten tienen un suplemento adicional que se suma al precio del menú, o te ofrecen pan sin gluten incrementando también el coste final de tu comida o cena. Aunque está claro que el margen de beneficio puede ser menor, un buen servicio será aquel que no suba el precio a los celíacos.
  5. El postre. Ay… ¡El postre de los celíacos! El restaurante ideal será aquel que ofrece un postre sin gluten, más allá de la fruta. Que está riquísima, pero nos gustaría poder disfrutar de más opciones, ¿verdad? Puede ser el toque diferenciador para que repitamos en ese establecimiento donde tienen algún dulce o postre apto para celíacos.

Pocas cosas nos gustan más que acudir a un restaurante o bar donde el camarero, que es el primer conctacto que estableces, denota seguridad y ofrece confianza con su trato y sus conocimientos sobre la celiaquía. Esa sensación de que saben lo que hacen y te ofrecen un servicio de calidad, con amabilidad y conciencia. A veces esto marca una diferencia, un precedente, descubrir ese lugar al que vas a volver porque te encuentras cómodo y a gusto por un servicio bien dado.

Y es que no hay que olvidar que un cliente celíaco mueve a su entorno; es decir, si sabe que en un determinado restaurante dan un buen servicio, acudirá ahí y, con él, llevará a sus amigos, familia o pareja para comer juntos, por lo que tu clientela aumentará o, en caso contrario, si no ofreces un buen servicio, el celíaco no volverá, pero tampoco sus acompañantes… Ya nos lo decía Mateo Sierra, de Masterchef: hacer una carta sin gluten es fácil. Pero hay que hacerla bien.

Si te ha resultado interesante... ¿nos compartes? :) 0
Isabel
Escrito por
Isabel
Más artículos de Isabel

Pan sin gluten: posibilidades y alternativas

No es fácil encontrar un pan sin gluten que podamos decir: qué...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *