Enfermedad celíaca: qué es y cómo se manifiesta

enfermedad celíaca

La Federación de Asociaciones de Celiacos de España (FACE) define a la enfermedad celíaca como una intolerancia de carácter permanente al gluten (una proteína que encontramos en la cebada, el trigo, la avena y el centeno), que presentan las personas predispuestas genéticamente y que implica una inflamación en la mucosa del intestino delgado que hace que los nutrientes se absorban con dificultad.
La enfermedad celíaca, según datos de la federación, es más frecuente en las mujeres, y se estima que el 75% de las personas que la tienen están sin diagonsticar. Esto se debe a que, tradicionalmente, se relacionaba con un cuadro clínico concreto; no obstante, existen otras maneras en las que puede manifestarse, sin síntomas aparentes, y que gracias a pruebas existentes para su detección han favorecido su diagnóstico y clasificación en diferentes tipos.

  • EC sintomática: generalmente presenta serología, histología y test genéticos compatibles con la enfermedad celíaca.
  • EC subclínica. No hay síntomas ni nada que evidencie físicamente su existencia, pero las pruebas darán positivo.
  • EC latente. En este caso se encuentra en personas que en algunos momentos consumen gluten y no tienen síntomas ni problemas en la mucosa intestinal. Hay de dos tipos: tipo A, en aquellas personas que fueron diagnosticadas cuando eran pequeños y se han recuperado tras seguir una dieta sin gluten y después pasan a la EC subclínica comiendo normal; y el tipo B, en aquellas personas en las que un estudio determinó que su mucosa era normal, pero después desarrollan la enfermedad.
  • EC potencial. No hay biopsia compatible con la enfermedad celíaca, pero sí tienen predisposición genética a ello. Los análisis pueden ser negativos pero puede haber un incremento de los linfocitos intraepiteliales.

Síntomas de la enfermedad celíaca

Esta enfermedad presenta síntomas frecuentes y comunes en muchos pacientes que pasan, entre otros, por una pérdida de peso, falta de apetito, cansancio, gases, inflamación de la tripa, náuseas, vómitos, diarreas, pérdida de masa muscular, alteraciones en el carácter (tristeza, irritabilidad, apatía), dolor abodminal, de cabeza o de articulaciones, anemia, etc. A pesar de esto, hay que tener en cuenta que muchas personas, niños o mayores, pueden no presentar siquiera síntomas físicos como estos, o tener otros diferentes, de ahí que su diagnóstico en ocasiones no sea nada sencillo.

¿Cómo se diagnostica la enfermedad celíaca?

No resulta fácil, muchas veces, diagnosticar la enfermedad celíaca, pero existen pasos a seguir para ello. Es necesario realizar análisis de sangre que incluyan los marcadores de la EC, y con esto obtenemos un diagnóstico de sospecha de que está la enfermedad. Pero lo que de verdad nos dirá si la padecemos es la biopsia intestinal, ya que en ocasiones la analítica puede resultar negativa pero sí positiva la biopsia, con la que se obtiene una muestra del tejido del intestino delgado para comprar si, efectivamente, está dañado. Esta prueba ha de realizarse sin haber dejado de comer gluten para que sea eficaz y fiable.

Tratar la enfermedad celíaca supone dejar de comer gluten. Eliminándolo de nuestra alimentación los síntomas desaparecerán y se regenerará el intestino dañado. De lo que podemos comer y no comer continuaremos hablado próximamente…

Si te ha resultado interesante... ¿nos compartes? :) 2
Isabel
Escrito por
Isabel
Más artículos de Isabel

6 cosas que echas de menos de tu vida con gluten

Tu vida transcurría feliz (aunque con dolores de barriga y malestar general)...
Leer más

2 Comentarios

  • Hola Pues yo desde hace muchos meses tenia y tengo aunque menos mucho dolor articulaciones, sobretodo muñecas, tobillos y rodillas. Ahora parece que no tanto. En Junio la digestiva me mandó una dieta FODMAP, que bueno más bien me dio un listado y para casa a apañartelas.

    Como pan sin gluten y no se estoy mejor. Y no me duelen tanto las articulaciones como antes.

  • Hola Neula, la verdad es que en ocasiones es complicado de diagnosticar, a mí me han hecho pruebas que me descartan (en principio) la enfermedad celíaca y sin embargo mi cuerpo no tolera el gluten… De todas formas, debemos insistir en que nos miren bien y así podamos encontrar un diagnosítico claro. El cuerpo también nos dice mucho de lo que nos va mejor o peor… ¡Mucho ánimo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *