GluteGuard: las pastillas que no sustituyen a la dieta sin gluten

pastillas celiacos

Llevamos unos días leyendo sobre la próxima comercialización de unas pastillas destinadas a las personas celíacas o sensibles al gluten pero que, en ningún caso, sustituirían a una dieta sin gluten. Vamos a tratar de explicar por qué.
Según informan desde la Federación de Asociaciones de Celíacos de España (FACE) estas píldoras solo sirven, supuestamente, para evitar la contaminación cruzada y las trazas en personas sensibles al gluten NO celíacas, y de hecho no recomiendan su consumo puesto que no existe la información suficiente como para comprobar que son efectivas.

De la misma opinión son desde la Asociación de Celíacos de Australia, país de origen de la empresa que comercializará este producto a partir del 1 de noviembre, desde donde se apunta que la propia empresa informa de que se trata de un suplemento alimenticio que no está destinado a tratar ni a curar la enfermedad celíaca y que no debe se utilizado como un sustituto de la dieta sin gluten.

Tal y como señalan en un comunicado, después de haber realizado una revisión exhaustiva de los estudios médicos existentes, el Comité Asesor Médico de esta asociación australiana determina que no hay suficientes datos en los estudios clínicos que puedan confirmar la seguridad y la eficacia de los suplementos de enzimas en el tratamiento de la enfermedad celíaca. Por todo ello, tampoco recomienda a los celíacos el consumo de este tipo de productos.

La celiaquía es una enfermedad autoinmune cuyo único tratamiento es evitar, de manera estricta y de por vida, el gluten en la alimentación.

¿Qué sabemos sobre GluteGuard?

GluteGuard es un fármaco que comercializa la compañía biofarmacéutica australiana Glutagen que podría servir como una especie de “protección” cuando se sale a comer fuera de casa aunque, como decíamos, podría ser utilizado, en todo caso, por personas sensibles al gluten no celíacas; no obstante, tampoco queda claro que para ellos pueda ser recomendable. Y, en todo caso también, cuando no se estuviera seguro de que el menú está totalmente libre de gluten, no para ingerir una comida, digamos, normal, y escudarse en la pastilla para comer cualquier cosa que llevase gluten.

Es una pastilla elaborada a partir de una enzima que se encuentra en la papaya que puede romper las proteínas del gluten en pequeñas moléculas cuando llega al intestino, por lo que dejarían de ser tóxicas para el organismo. Además, estaría recubierta de manera que sería seguro su tránsito por el estómago y el intestino delgado, lugar en el que se liberaría la enzima. Podría ser algo parecido a lo que sucede con las pastillas de la lactosa, aunque en el caso de la celiaquía ya sabemos que se trata de una enfermedad y no de una intolerancia.

Por eso, desde la propia empresa ya informan de que no se convierte en un tratamiento para los celíacos, sino en una especie de “solución temporal” para aquellas personas a las que no les siente bien el gluten y quieran comer fuera de casa sin miedo a que las trazas o la contaminación cruzada pueda hacer que se encuentren mal.

Señalan, también, que se han realizado numerosos ensayos para comprobar que es efectiva, ensayos llevados a cabo en el Hospital Royal Melbourne en los que se demuestra que las pastillas pueden proteger del daño que sufre la mucosa intestinal en personas con sensibilidad al gluten. La empresa aconseja consultar con el médico si se quiere comenzar con la ingesta de estas píldoras pero vuelven a reiterar que no se pueden utilizar como sustituto de una dieta sin gluten permanente y no recomienda su consumo en personas celíacas fuera del contexto de los ensayos clínicos.

Si te ha resultado interesante... ¿nos compartes? :) 0
Isabel
Escrito por
Isabel
Más artículos de Isabel

Ideas para hacer un picoteo sin gluten

¿Habéis organizado una cena a la que asiste vuestro amigo celíaco y...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *