Los platos más seguros cuando sales a comer fuera

Cuando salimos a comer fuera de casa es cuando nos asaltan la mayoría de dudas y temores. ¿Tendrá harina? ¿Habrá tocado algo con gluten? ¿Estará elaborado aparte?
Lo primero que tenemos que hacer cuando vayamos a comer fuera es informar de nuestra condición de celíaco. En cada vez más sitios ya saben cómo actuar. Si el restaurante no tiene adaptada su cocina o su menú o no tiene especificado que sea “gluten free”, tranquilos, podremos comer, y si vemos al camarero que no tiene muy claro qué y cómo debe hacerlo, se lo explicaremos con paciencia y una sonrisa.

Ante la duda, como siempre, mejor no comer algo que no tengamos claro que pueda llevar gluten o esté contaminado. ¿Y cómo vamos a lo seguro? Pues seguros serán los alimentos frescos y naturales como verduras y hortalizas, patatas, arroz, maíz, carne, pescado… Algunos productos preparados aunque pueda parecer que no tienen gluten pueden llevarlo, así que se deberá consultar el etiquetado para cerciorarnos.

Por eso, si no tenemos claro qué podemos comer, una buena opción siempre puede ser una ensalada (asegurándonos que no lleve picatostes, por ejemplo) y una carne o un pescadito a la plancha, o una verduras a la plancha o al vapor, un arroz… También asegurándonos que el aceite utilizado o la propia plancha no estén contaminados, y que los condimentos, colorantes o acompañamientos tampoco tengan gluten.

En cuanto a los postres, además de la fruta natural que siempre es acierto, existen otros productos que también podemos comer, hay muchos helados sin gluten, incluso tartas, flanes, etc. En mi caso, al tener también intolerancia a la lactosa, se me reduce bastante el campo si no estoy en un lugar especializado.

Los restaurantes

La cocina del restaurante, por tanto, deberá revisar los productos que va a emplear para confeccionar el menú sin gluten de su cliente celíaco, utilizar un aceite, sartén, cazuela y utensilios limpios para elaborar esos platos y lavarse bien las manos y la zona de trabajo.

Si se usa horno, los alimentos sin gluten se colocarán en la parte de arriba para evitar que caiga algo y se contamine, colocar papel de horno, envases desechables… todo ello para que no haya contaminación cruzada.

No se podrá ofrecer al cliente, por ejemplo, patatas fritas, aunque estén hechas en un aceite nuevo, pero que se hayan cocinado en una freidora donde se hagan cosas empanadas. Para solucionar esto se puede tener un utensilio para freír patatas, válido para todos los platos porque eso no contamina, y otro para los productos con gluten.

Si te ha resultado interesante... ¿nos compartes? :) 0
Isabel
Escrito por
Isabel
Más artículos de Isabel

¿Por qué algunos comen sin gluten como sinónimo de adelgazar?

Hoy vamos a hablar de un tema que me enerva especialmente. Partiendo...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *