El gluten y los niños

gluten ninos

El tema del gluten y los niños no lo controlo bien ya que no tengo hijos, ni hijos celíacos. Pero haciendo una radiografía del entorno que me rodea, aprecio que quizá cada vez  son más los pequeños a los que diagnostican de celiaquía, me cuentan personas encargadas de comederos escolares que puede haber incluso más de uno en ellos o amigas con niños en edad escolar me explican que comparten aula y juegos.
A veces pienso que los niños están mucho más concienciados que los mayores. Será porque a su edad no supone, quizá, tanto cambio en sus hábitos diarios. Lo asumen, sin pensar más. Como debería de ser… Suelen llevarlo a rajatabla sin ningún problema, normalmente lo complicado viene a veces de fuera, cuando han de acudir a una fiesta de cumpleaños, o cuando se celebra algo en el aula y ellos no pueden comer nada. Afortunadamente, y sigo hablando por lo que me van contando amigas o conocidas, cada vez la gente está más concienciada y hace todo lo posible para que estos niños celíacos se integren en las fiestas de sus amigos. Les prepararan tartas especiales, compran chuches aptas… Todo para que, como debe de ser, sean uno más. Es lo suyo, y lo que debería ser siempre.

Los síntomas de un niño celíaco pueden ser variados, tal y como ocurre con los adultos. Entre ellos están diarreas, pérdidas de peso, gases, cólicos, heces con mal olor y mal color, un retraso en el crecimiento habitual, cansancio o debilidad física, anemia, dolor abdominal y/o en los huesos, calambres.

Cuando surge algo de esto es fundamental establecer si son síntomas que pertenecen a una celiaquía o a otro tipo de enfermedad. Para ello, el niño deberá someterse a las pruebas pertinentes que lo confirmen o lo descarten. Incluso esta intolerancia al gluten en los niños se puede empezar a apreciar al comenzar a comer papillas, pudiendo mostrar un carácter más irascible, están irritados o pierden peso, incluso pueden tener la tripita más abultada. Ante esta situación o ante la duda, se debe acudir al médico para que cree el diagnóstico y el posterior tratamiento; si es celiaquía, una dieta sin gluten con carácter vitalicio.

Si finalmente se confirma que el niño es celíaco, llega el momento de informarse; los padres podéis acudir a asociaciones en vuestra localidad como puede ser la Asociación de Celiacos de Madrid, donde recibiréis asesoría y todo tipo de información para saber cómo actuar a partir de ahora, qué tipo de alimentación debe tomar el niño y qué hábitos debéis adquirir en casa y fuera de ella para evitar contaminaciones cruzadas.

Si tienes niños estamos encantados de escuchar vuestras experiencias 🙂

Si te ha resultado interesante... ¿nos compartes? :) 0
Isabel
Escrito por
Isabel
Más artículos de Isabel

Pan para celíacos casero

El otro día comentábamos las posibilidades que existían a la hora de...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *