Intolerancia al gluten, cómo se manifiesta

intolerancia al gluten

La enfermedad celíaca consiste en una intolerancia al gluten de manera permanente y crónica, aunque existe confusión entre lo que se denomina alergia al gluten, intolerancia, sensibilidad al gluten, celiaquía… La enfermedad celíaca consiste en que las vellosidades del intestino delgado se atrofian y presenta síntomas diferentes en cada persona. Normalmente se diagnostica cuando aparecen alteraciones de tipo digestivo que en ocasiones coinciden, como dolor abdominal, diarrea, bases, pérdida de peso… También es señal de alarma si se tiene anemia, se cae el pelo, fracturas de huesos, incluso mal humor y cambios de comportamiento.
Cuando aparecen estos u otro síntomas, o somos pertenecientes a un grupo de riesgo como puede ser familiar de un celíaco, debemos hacernos una biopsia intestinal que nos ayudará en el diagnóstico. También las analíticas nos ayudan aunque los resultados no suelen ser determinantes, más en el caso del análisis genético, ya que un resultado negativo descartaría la presencia de celíaquía. Sirve más para descartar que para confirmar, algo que también puede resultarnos muy últil en un momento de duda.

En el caso de la sensibilidad , no es una alergia ni una intolerancia al gluten, y es más complicada de diagnosticar porque las pruebas suelen dar resultados negativos pero si se deja de ingerir gluten la persona se encuentra mejor. La alergia se diferencia de la enfermedad celíaca en que el sistema inmune de la persona que lo padece produce anticuerpos ante el gluten pero sin que éste llegue al intestino, con una respuesta inmediata, una reacción clara y concreta, al entrar en contacto con el gluten bien comiéndolo o sólo con tocarlo. Aquí puede aparecer asma, urticaria y problemas propios de una alergia alimentaria.

Síntomas de intolerancia al gluten

En el Simposio Internacional de la Enfermedad Celíaca se informó de que una de cada 17 personas es sensible al gluten, la mayoría de ellas sin diagnosticar, pero como decimos es complicado, pero hay que intentar diferenciar entre intolerancia al gluten, sensibilidad o alergia.

Por lo general, la intolerancia al gluten y la sensibilidad presentan síntomas similares, aunque ya se sabe que cada persona es un mundo. Pero normalmente se manifiestan ambas con dolor e hinchazón del abdomen, gases, diarreas o estreñimiento, nauseas, fatiga, dolor de cabeza, falta de apetito, pérdida de peso, anemia, retraso en el crecimiento en el caso de los niños, irritabilidad o falta de energía, sin ganas de hacer nada o cambios bruscos de humor.

Si te ha resultado interesante... ¿nos compartes? :) 0
Isabel
Escrito por
Isabel
Más artículos de Isabel

Alimentos para celíacos, ¿qué puedo comer?

Los alimentos para celíacos son, aunque no lo pueda parecer a simple...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *