Mijo y quinoa, beneficios y propiedades

quinoa singluten

El mijo y la quinoa son dos cereales muy interesantes para una dieta sin gluten y, si te cansas del arroz, ha llegado el momento de introducirlos en tu cocina. Hoy te cuento las propiedades y beneficios que tiene cada uno de ellos. Además, los dos están riquísimos y permiten un montón de posibilidades para tus platos; puedes hacer salteados, ensaladas, hamburguesas… ¡Quedan bien con casi todo!

Beneficios del mijo

El mijo es un cereal sin gluten rico en fibra, alcalinizante y remineralizante. Es fuente de magnesio, necesario para el correcto funcionamiento del sistema nervioso y muscular, y tiene vitaminas como la B1, muy buena para mejorar estados de cansancio y la actividad mental, la B9 que mejora el estado de la piel y previene la anemia, o la B2. Asimismo, es rica en fósforo, hierro, potasio ácidos grasos, vitamina E y yodo.

Que sea alcalinizante (es el único cereal que lo es) significa que equilibra el pH de nuestro organismo y ayuda a estabilizar el efecto acidificante de una dieta no demasiado saludable. Es rico en proteínas y bajo en grasa.

El mijo es recomendado para personas con afecciones de estómago, ya que alivia problemas como acidez, diarreas, gases o estreñimiento. Debido a sus propiedades antiinflamatorias resulta saludable para esos casos en los que el revestimiento del estómago o el intestino se inflama y causa dolor o alguna complicación añadida.

Por otro lado, tiene un alto contenido de fenoles, que se convierten en interesantes antioxidantes perfectos para prevenir distintas enfermedades. Es rico en hidratos de carbono saludables, de absorción lenta, y la medicina tradicional china lo califica de alimento yang, esto quiere decir que nos dará energía, calor y vitalidad, para contrarrestar el efecto yin de frío y aletargamiento.

Propiedades y beneficios de la quinoa

Pasamos ahora a la quinoa, otro cereal muy interesante (o pseudocereal ya que en realidad es una semilla) cuyo uso se extiende cada vez más, incluso entre los no celíacos. Es rica en proteínas, calcio, magnesio, hierro, fósforo y vitaminas C, E, B1 y B2. Contiene aminoácidos, muy saludables para el desarrollo del cerebro, y es fuente de omega 6 y fibra, lo que mejora el tránsito intestinal y favorece el alivio de problemas como pueda ser el estreñimiento. Además, posee un bajo índice glucémico.

La quina es un buen alimento para controlar los niveles de colesterol y tiene una gran cantidad de flavonoides, unos potentes antioxidantes que, como en el caso del mijo, nos ayudarán a cuidar nuestra salud y a depurar nuestro organismo. Es fuente de energía y los nutrientes que aporta su ingesta contribuyen a fortalecer el cabello y a cuidar nuestra piel, ya que hidrata aquellas más secas y castigadas (¡incluso te la puedes aplicar como mascarilla facial!).

Debido a su alto contenido en magnesio, la presión arterial se ve reducida y las paredes de los vasos sanguíneos se relajan. Esto se traduce en que su consumo te puede ayudar a aliviar la migraña, por ejemplo.

Y si elaboras una infusión con quinoa vas a estar ante un gran relajante que te puedes tomar antes de irte a dormir y aliviar el estrés del día a día.

Como ves, son muchos los beneficios de incorporar el mijo y la quinoa a tu dieta diaria. Si quieres algún día te puedo contar alguna de las recetas que preparo con estos cereales, que ya han pasado a formar parte de mi alimentación diaria y que me han conquistado por sus propiedades, su sabor y su gran versatilidad.

Si ya los has probado, te animo a que nos cuentes cómo te gusta cocinarlos y hagamos un recetario riquísimo y saludable entre todos. ¿Te apuntas?

Si te ha resultado interesante... ¿nos compartes? :) 0
Isabel
Escrito por
Isabel
Más artículos de Isabel

Cereales sin gluten ¿cuáles podemos comer?

Vamos a conocer hoy un poco más sobre los cereales sin gluten,...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *